De Monsters y Kaijus: 2013, verano de monstruos en el cine… Parte 2

Titanes del Pacífico - Poster 1

Titanes del Pacífico - Poster 1

Y luego de hablar de Monsters University en el post anterior, ahora sí, platiquemos del exitazo de verano que fue “Titanes del Pacífico” (Pacific Rim). Como decía al iniciar esta reseña en 2 partes, esta cinta llamó la atención desde las primeras imágenes, y es que tenía muchos elementos interesantes, cuya combinación lucía muy atractiva: monstruos, robots gigantes, y Guillermo Del Toro.

Yo no soy así como que digamos fan a ultranza del Gordo –como cariñosamente lo llaman-, porque no he visto toda su filmografía, pero lo que he visto sí me ha gustado. “Cronos” hace mucho que no la veo, quizás debería revisarla de nuevo, porque en su momento me pareció pesada y la verdad no me atrapó del todo. “Blade 2” creo que ni la vi (Wesley Snipes cazando vampiros nunca me pareció atractivo, jeje). De “Hellboy” sólo he visto la 1, me pareció palomera y cumplidora, nada fuera de lo común. Y fue hasta “El laberinto del Fauno” que sí le vi grandes cosas.

No por nada El laberinto del Fauno le dio tanto reconocimiento, pues es una historia genial y muy bien contada. Pareciera infantil y llena de magia pero tiene un gran tono dramático y obscuro, con toques de tensión y hasta de crueldad. A mi modo de ver, su mayor mérito es mantener ese permanente coqueteo entre la realidad y la ficción que hace difícil determinar si todo fue producto de la imaginación de una niña que buscaba una fuga, un refugio psicológico para lidiar con su entorno, o si verdaderamente sucedió, y sólo ella era capaz de ver todo eso que los adultos, por el hecho de crecer o por estar inmersos en una situación histórica tan dura, habían perdido la capacidad de ver. La historia misma, y la forma de narrarla, hacen que al final ambas posibilidades tengan igual sustento; y se requiere una gran visión y una mano maestra para lograr llevar toda la película dentro de ambas posibilidades.

Titanes del Pacífico - Evangelion

Así pues, las expectativas para esta nueva cinta eran altas. Y Del Toro no nos defraudó en lo más mínimo. Titanes del Pacífico –y como siempre aviso: ¡Aguas, este texto puede contener SPOILERS! Si no la han visto, podría arruinarles algo, así que véanla porfa– es un homenaje a los monstruos gigantes, onda King Kong, Godzilla, Mothra, o más recientes como Cloverfield; así como al famoso género de animación japonesa conocido como “Mecha“, donde robots gigantes luchan contra enemigos igualmente enormes… y particularmente, creo que está muy en deuda con una joya de los últimos años: Neon Genesis Evangelion.

Debo confesar que al principio, cuando vi los primeros cortos, yo pensé justamente que si alguna vez hicieran una cinta “live action” de Evangelion luciría de ese modo… Y de hecho me dio la impresión de que en muchas de las tomas, los ambientes, ciertos movimientos y demás, estaba viendo una referencia u homenaje a Evangelion. SIN EMBARGO, y lo pongo así, en mayúsculas para dejarlo claro, no estoy diciendo que toda la película sea una referencia exclusiva a este animé (como muchos podrían pensar), pues el género mismo y este tipo de historias son mucho más antiguas y diversas.

Titanes del Pacífico - Jaegers y Kaijus

Desde lo más conocido, como es Mazinger Z, Robotech o Evangelion; a lo menos recordado, como quizás Gundam o Voltron; hasta lo más ridículo, como podrían ser los Power Rangers; todos ellos se han enfocado básicamente en lo mismo que ahora vemos en Pacific Rim: ya sean robots gigantes manejados por humanos, o monstruos gigantes destruyendo la ciudad, o la combinación de ambas… e incluso hemos visto horrendos trajes que a leguas se ven como malos disfraces, y chafas escenografías de cartón y unicel que simulan edificios. Todo eso ha sido parte del género, y Del Toro lo retoma de manera magistral, haciendo uso de los efectos especiales de la época para no sólo actualizar esas historias, sino hacerlas atractivas para lo que podríamos llamar “el gran público”: no sólo los clavados fans del Mecha o las películas de monstruos, sino todos los amantes de la acción, las aventuras y la ciencia ficción.

La historia: Unos monstruos alienígenas comenzaron a aparecer en las ciudades costeras del Pacífico, atacando a la población y destruyendo las ciudades. Se les observa y estudia, y se descubre que provienen de una especie de portal dimensional en el fondo del océano, pero no se ha encontrado la manera de cerrarlo. Para luchar contra los Kaijuscomo se les empieza a llamar– se crea una corporación multinacional que construye robots gigantescos operados por humanos. Poco a poco se perfecciona el sistema de manejo, hasta que se implementa un método con el cual el humano se conecta neuronalmente con la máquina, para que ésta pueda reproducir los movimientos del usuario. Pero una sola persona no es suficiente, se necesitan 2 pilotos para operar cada Jaegercomo se los nombra-, quienes no sólo deben conectarse con el robot sino también entre sí, fusionando sus mentes (recuerdos, pensamientos, miedos y demás), a modo que un hemisferio cerebral de cada uno de ellos controle cada uno de los lados del Jaeger. Eventualmente la frecuencia con la que aparecen los monstruos se incrementa, y su fuerza es cada vez mayor; mientras que los robots parecen debilitarse cada día más y ya no ser suficiente, por lo que la humanidad parece quedar poco a poco más indefensa, y se hace urgente buscar una solución definitiva… y es justamente a lo largo de la cinta que intentan encontrarla.

Titanes del Pacífico - Poster 2

Prácticamente no hay nada que reprocharle a la película, tiene todo lo que una cinta de este estilo debería tener: los héroes, los enemigos, el que parece estar en contra del héroe pero al final lucha a su lado, los que se sacrifican, quien al principio parece no tener la fuerza necesaria pero al final se sobrepone y supera sus miedos, los científicos que no lucían tan importantes pero terminan siendo fundamentales, los personajes medio cómicos o curiosos que terminan robando la sonrisa del público (Ron Perlmanque merece mención aparte su relación con Del Toro, quien casi lo pone en todas sus cintas, jeje-), en fin, todo de todo. Los efectos son maravillosos. La fotografía, más allá de ser una película hecha con muchos efectos digitales, es muy bien cuidada, porque en ningún momento los Kaijus o los Jaeger se sienten falsos o irreales (adiós al efecto “disfraz chafa”); y creo que eso tiene que ver mucho con la iluminación, la ambientación y las tomas. Y verla en IMAX 3D logra un efecto de inmersión increíble, quizás sólo comparable con lo que logró Avatar en su momento.

Confieso que recién que la vi, una de las cosas que no me convencía era el hecho de que pese al peligro que corren las personas, pese a estar tan expuestas, las ciudades costeras siguen con su vida casi como si nada. Y el nivel de destrucción que vemos es tal, que pensaríamos que lo más lógico sería alejarse lo más posible de la costa, y quizás sólo dejar ciertos destacamentos que estén al pendiente de los posibles ataques. En la cinta hay una escena donde se supone explican que es muy complicado evacuar y moverse tierra adentro, pero me había quedado la impresión de que, tras los años que pasan desde la llegada del primer Kaiju hasta el momento de la película, bien se podrían haber movido… Pero ya después de pensarlo mejor, como los ataques no eran realmente diario, sino medio espaciados, quizás sea comparable con las ciudades que están más propensas a ser embestidas por desastres naturales, como los huracanes, que simplemente se preparan, crean alertas y búnkers para resguardarse, y simplemente aprenden a vivir con ello y siguen con sus vidas… y si se ven afectados, reconstruyen y siguen adelante… Así que al final sí creo que tenga sentido dentro de la historia.

Quizás la única duda que me queda es: ¿qué pasará en la cabeza de una persona después de fusionar su mente con la de otra? Debe ser complicadísimo aprender a vivir con eso… Recibir los recuerdos, los sueños, las frustraciones, las ilusiones, los miedos, las esperanzas y pensamientos de otro, no debe ser nada fácil de asimilar, y seguro requiere un período de adaptación… que como es lógico, en pantalla no podrían perder mucho el tiempo con eso, y en lo que vemos, esa adaptación dura sólo una escena. Y lo que sí ya no vimos, y tal vez sería interesante explotar en caso de hacerse una secuela, son las consecuencias de esa conexión y los efectos psicológicos que le pueden quedar a quienes lo experimentan.

Titanes del Pacífico - Poster 3

En resumen, es una película espectacular, visualmente increíble, llena de buenos momentos, que cumple las expectativas de cualquier amante de este género (o de varios: de los monstruos, los robots, la ciencia ficción, la acción, las cintas futuristas y de desastres, etc.). Guillermo Del Toro nos demostró que puede sostener y llevar una superproducción taquillera sin hacer a un lado sus temas recurrentes (sobre todo los monstruos, lo obscuro, los miedos personales y de la humanidad), sino adaptándolos a lo que la historia y el público deseado requieren y esperan; creando una obra 100% recomendable, que sin dudas será una próxima adquisición en mi colección personal. 😀

¿Quieres compartir esto?Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Email this to someoneShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *