Mi casa en un árbol

¿Cómo le pongo?, ¿cómo le pongo?“… cuando decidí abrir un blog lo primero que quería es que el nombre -o dirección, o cómo se vea- dijera algo, que fuera significativo -no sé por qué siempre me ha gustado que haya simbolismos en las cosas, que elegir una u otra palabra se deba a algo más que la casualidad-; entonces busqué mis mayores aficiones e influencias, pero ya estaban ocupadas, o no me agradaba cómo sonaban.

Pensé en La Historia Interminable, y no…. -habría usado graograman, la muerte multicolor, perelín y goab, ygramul el múltiple, pero como que no me convencían, eran muy complejos-.

Animación japonesa… nel, ya hay mucho de eso -y no quería terminar siendo “goku36594“-.

El Atlante!… seguro no hay nadie que lo haya usado… o que lo quiera, jejeje… pero parecería sólo dedicado al futbol y no es el caso.

Los Simpson… uy no, menos! -“el_hijo_bastardo_de_homero_simpson” suena bien no?, pero es como escupir para arriba, jajaja, solito me digo estúpido… tons mejor no-.

Y bueno, inevitablemente caí en Los Prisioneros… y todo tuvo sentido: me gustaba la dualidad de La Historia (selva y desierto); la magia y fantasía de la animación; la filosofía del futbol -ya pondré un post, o varios, sobre mi filosofía de la vida en relación con el fut-, y el contraste del azul y el rojo -o grana, pa ser más exactos-; las locuras, libertades e irreverencias de Los Simpson….. y finalmente pude juntar todo eso en una misma cosa – o casa-, en Una casa en un árbol.

La casa es citadina, el árbol campestre; estás socializado, y a la vez aislado; es un espacio muy interior y personal, y también es algo muy a la vista de todos; soy un prisionero dentro de una casa al aire libre; una casa donde puedo pensar, filosofar, reflexionar, reír, jugar, llorar… donde hay dibujos, historias, canciones, magia, locura… es mi casa en el árbol.

Cabe decir que no es una rola de Los Prisioneros, sino de Jorge González solista, pero es mejor, así me permite ampliar mis horizontes, con lo que seguro consideraré poner un Jardín Secreto debajo de mi árbol… pero bueno, ya me estoy poniendo medio Profeta, Y es que la ilusión de empezar un nuevo proyecto me pone Frenético… así que mejor dejo este post hasta aquí -pensando que quizás sólo un par de personas habrán entendido este párrafo-.

¿Quieres compartir esto?Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Email this to someoneShare on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *